InicioActualidadCómo lavar los trapos de cocina correctamente

Cómo lavar los trapos de cocina correctamente

Los trapos de cocina son uno de los elementos que más utilizamos a diario y, por tanto, pueden convertirse en un foco de gérmenes y suciedad.

Ya sea para limpiar la encimera, manipular ingredientes o secarse las manos, los trapos de cocina son una opción sostenible para la limpieza. Aun así, para reutilizar los trapos adecuadamente debemos estar atentos a su higiene, ya que se pueden convertir en un foco de gérmenes y malos olores.

Para garantizar su estado óptimo debemos diferenciar nuestros trapos según su cometido y lavarse y desinfectarse al menos una vez por semana. Los mejores trucos para su limpieza son utilizar: lavavajillas, amoniaco, vinagre de limpieza y agua hirviendo.

4 técnicas para limpiar tus paños de cocina

Lavavajillas

Un paquete de trapos suele contener varios trapos, normalmente compuestos por algodón o microfibra. Al tratarse de un textil, podemos meterlo en la lavadora para su limpieza. Sin embargo, los lavavajillas permiten limpiarlos a la perfección gracias a sus altas temperaturas.

Tan solo deberás meter los trapos en el interior asegurándote de que no se enganchen con los raíles u otros elementos y programar un ciclo de lavado.

Amoníaco para tu cocina

El amoníaco es uno de los mejores aliados de la limpieza del hogar. Su potencia también sirve para dejar los paños de cocina como nuevos. Para ello, sumerge los trapos de cocina en un barreño con agua y unas gotas de amoníaco y déjalos reposar durante unas horas. Después, tan solo tendrás que introducirlos en la lavadora y lavar como de costumbre.

Antes de utilizar este método hay varias cosas que debes tener en cuenta. En primer lugar, no utilices amoníaco si antes has empapado los trapos con lejía, ya que la mezcla de estos productos genera una reacción tóxica. Por último, cuando metas los trapos en la lavadora no los mezcles con otro tipo de prendas y tampoco utilices suavizante.

Vinagre de limpieza

El vinagre es otro de los productos de cabecera del armario de limpieza. Se trata de un desinfectante natural que, además, elimina los malos olores y la suciedad a la vez que respeta los tejidos.

Para usar este método introduce los paños de cocina usados en un barreño con agua caliente y un chorro generoso de vinagre y déjalos reposar durante unas horas. Después, mételos en la lavadora y tiéndelos al sol.

Agua hirviendo

El agua hirviendo es, seguramente, una de las técnicas más tradicionales y efectivas para la limpieza de los paños de cocina. Esta técnica es muy eficaz para eliminar la suciedad y la grasa incrustada.

Para ello, llena un barreño con agua hirviendo y un poco de detergente. Déjalos en remojo varias horas hasta que el agua se enfríe y acláralos.


Fuente: NIUS Diario

0/5 (0 Reviews)
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
¡Ultimas Noticias!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img