InicioEspañaAtropello múltiple deja cuatro muertos en Torrejón de Ardoz

Atropello múltiple deja cuatro muertos en Torrejón de Ardoz

Los autores del atropello fueron detenidos horas después por la Guardia Civil en la localidad toledana de Seseña

Cuatro personas, una de ellas menor de edad, han muerto tras un atropello múltiple en la madrugada de este domingo. Otras ocho personas han resultado heridas de diversa gravedad. Los hechos tuvieron lugar a la salida de una boda en un restaurante del polígono industrial de Torrejón de Ardoz. Los autores del homicidio son un padre de 35 años, sus hijos de 17 y 16 años y un sobrino de 18 años pertenecientes a un clan rival de la familia afectada.

Era un día de celebración para el clan de ‘los Brunos’, familia de etnia gitana residentes en la Cañada Real. Una boda siempre es motivo de celebración. Todo parecía transcurrir con aparente normalidad: enlace matrimonial por la Iglesia y posterior festejo y banquete en honor al matrimonio. Cerca de unos 200 invitados acudieron al restaurante de El Rancho, en el polígono industrial de Torrejón de Ardoz, para disfrutar de este jolgorio.

Después de varias horas de celebración, irrumpieron en el local cuatro personas que no estaban invitadas a la boda. Un padre, acompañado de sus dos hijos y un sobrino se presentaron en el local en busca de explicaciones y un posible botín que sabotear a los novios. Se trata del clan de los Da Silva Montoya, otra familia de etnia gitana y con orígenes portugueses.

El principal motivo de la reyerta es la exclusión de esta rama de la familia de uno de los novios a la celebración del enlace matrimonial. Antes de la boda ya existía una difícil relación, e incluso enfrentamiento, entre las dos familias. Pero su no invitación al banquete terminó por dinamitar este vínculo. Las explicaciones parecieron no convencer a ninguna de las dos partes y la discusión acabó en pelea.

Puñetazos, patadas e incluso algún disparo colmaron de miedo el ambiente entre todos los invitados. Algunos incluso buscaron refugio en la cocina del restaurante. Ante tal situación, los asaltantes corrieron hacia su vehículo para emprender la fuga. Todo ello no sin antes obsequiarse con una recompensa. Los implicados robaron hasta 5.000 euros en metálico de la ‘manzana’, una tradición donde la novia recibe dinero y regalos por conservar su virginidad.

La huida fue el culmen de los cuatro infractores. Fue donde se cobraron de verdad su particular venganza. A gran velocidad impactaron contra una docena de personas. Cuatro de ellas, una mujer de 60 años y tres hombres de 60, 40 y 17 por fracturas y politraumatismos derivados del accidente. Otras ocho han resultado heridas, de las cuales seis han sido hospitalizadas. Cuatro de los heridos presentan traumatismos craneoencefálicos y fracturas de gravedad.

Los agresores fueron sorprendidos por la Guardia Civil en el domicilio donde reside el sobrino en la urbanización de El Quiñón de Seseña en Toledo. Su plan consistía en quemar el coche pero la rápida intervención de las autoridades lo impidió. El Toyota Corolla con el que cometieron el atropello estaba completamente reventado y con abollones por toda la parte delantera. El padre y sus dos hijos fueron arrestados mientras que el sobrino logró huir. El joven de 18 años se encuentra actualmente en busca y captura. Los dos menores, finalmente han quedado en libertad bajo custodia de la madre.

Fuente: ABC

0/5 (0 Reviews)
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
¡Ultimas Noticias!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img