InicioActualidadCómo deben ser los pendientes en los recién nacidos

Cómo deben ser los pendientes en los recién nacidos

Los pendientes son uno de los temas más cuestionados cuando nace un bebé que ha sido niña.

Existen opiniones muy distintas, ya que hay personas que lo ven bien y otros que se oponen por completo ante esa acción. En caso de querer perforarle las orejas debemos conocer cómo tienen que ser los pendientes de la recién nacida.

¿Cómo tienen que ser los pendientes de los recién nacidos?

En ciertas culturas, estos accesorios solo se realizan cuando la niña es mayor de edad. En ese momento, es ella quien decide por si misma si quiere o no perforarse las ojeras.

En otros países como el nuestro, la perforación de la oreja de un recién nacido niña es algo que incluso se hace de forma automática. Antiguamente incluso se perforaban las orejas en el hospital nada más nacer. A día de hoy si deseas que tu niña lleve pendientes, debes acudir a una farmacia y solicitar que le hagan los agujeros.

La recomendación de los expertos, es que el agujero se haga nada más nacer el bebé o sin que hayan pasado muchos días u horas desde la salida del hospital. El motivo sería que si se hace cuando el bebé tiene apenas unos días, no va a notar que le perforan el lóbulo de la oreja y aunque seguramente llore, el dolor que sienta será algo puntual y perteneciente al momento de la perforación, dado que el recién nacido tiene un cartílago más delgado que hace que la perforación sea rápida y prácticamente indolora.

La elección de los accesorios

A la hora de elegir los pendientes para niñas, estos deben ser de un material hipoalergénico. Los expertos suelen recomendar que estos sean de plata o de oro de 14k.

Es importante elegir pendientes pequeños, que no puedan sacarse y menos que cuelguen. Lo ideal es que los pendientes de bebé sean pequeños y redondos de modo que no tengan puntas o filos que podrían provocar cortes o arañazos.

¿Cómo cuidar las orejas de tu bebé después de la perforación?

  • Avisar a tu pediatra ante cualquier complicación.
  • Si no hay ningún problema, deja los pendientes colocados durante mínimo 6 semanas.
  • Durante este período, limpia el lóbulo de la oreja con solución antiséptica y las manos limpias.
  • Una vez al día, gira los pendientes.
  • Después de cada baño, seca bien a tu bebe para que no se le queden mojadas las orejas.
  • Tras las semanas de curación podrás cambiarle los pendientes.

Fuente: Ok Diairo

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img