InicioInternacionalLa policía alemana libera a una niña de 8 años encerrada en...

La policía alemana libera a una niña de 8 años encerrada en casa de sus abuelos

La menor de edad permaneció recluida bajo llave durante 7 años sin ver la luz del sol y con la constante vigilancia de su madre y abuelos

Una niña de 8 años ha sido liberada por la policía alemana después de permanecer desde bebé encerrada en la casa de sus abuelos. La residencia se encuentra en el la localidad de Attendorn, un pequeño municipio de 25.000 habitantes al este de Colonia. La pequeña ha permanecido tanto tiempo sin recibir luz solar que apenas era capaz de subir in tramo de escaleras dada la frágil situación de su musculatura. La madre, también participe de este tormento, podría enfrentarse a una pena de 10 años de prisión.

Ante la falta de exactitud en las credenciales de los implicados, los medios alemanes han nombrado a la menor como “María”. La niña ha vivido un confinamiento de 7 años en una habitación bajo llave y con la constante vigilancia de sus abuelos. Según los informes policiales, la madre y los abuelos se negaron a responder durante el interrogatorio.

La menor no presentaba ni signos de maltrato o violencia física ni de desnutrición. Sin embargo, sus músculos están gravemente subdesarrollados dada la escasez actividad física y luz solar recibida durante estos años. Los trabajadores sociales responsables de María desde su liberación se sorprendieron de la tremenda falta de conocimientos que esta tenia del mundo exterior. María sabe leer y escribir, pero nunca ha visto un bosque ni realizado labores usuales como viajar en automóvil.

Su difícil relación con el padre

El motivo de esta desmedida reclusión no es otro que ocultar a la pequeña de su padre biológico. Al poco tiempo de nacer María, en diciembre de 2013, sus padres se separaron. Durante los primeros meses de divorcio todo parecía normal, el padre veía al bebé y a la madre periódicamente para preocuparse por su estado. Cuando este rehízo su vida con otra mujer, la madre de María decidió esconder a la niña para siempre.

Por medio de una nota en el parabrisas de su choche, la madre le dijo que se iba a Calabria (Italia) con la niña, sin su consentimiento. Era mentira. Su verdadero destino era la casa de sus padres en Attendorn. La prensa alemana afirma que el padre vio en varias ocasiones a su exmujer por la ciudad. Esto hizo aumentar sus sospechas. Pero el hecho de que todos los regalos enviados a Calabria fueran devueltos fue el detonante para que este avisara a las autoridades en 2015, aunque sin éxito.

Finalmente, la policía recibió un aviso este verano de que había una niña encerrada en una casa. Esto llevó a las autoridades a reabrir la investigación, esta vez con mayor fortuna, ya que pudieron rescatar a la pequeña. La madre se enfrenta a una pena de 10 años de cárcel por mantener encerrada a su hija.

Fuente: El Español

0/5 (0 Reviews)
- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
¡Ultimas Noticias!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img