InicioMotorUn 43% de los directivos pide incentivos para el coche eléctrico

Un 43% de los directivos pide incentivos para el coche eléctrico

Además, el 64% de ellos piensan que el coche eléctrico no conseguirá generalizarse en 10 años si no se produce una intervención gubernamental.

Así lo piensa el 43% de los encuestados en España. De hecho, consideran que estas subvenciones deberían ser para todos los vehículos eléctricos, dando totalmente igual su precio. Además, este porcentaje supone casi duplicar el dato global (23%) y el registrado en Europa Occidental (22%), según el estudio Global Automotive Executive Survey 2021 (GAES 2021), llevado a cabo globalmente por KPMG.

En el ámbito mundial, el 68% de los directivos considera que los vehículos cuyo precio supere los 50.000 dólares no deberían contar con subvenciones. Este dato es muy parecido al que muestra el conjunto de los países de Europa Occidental. Asimismo, más de seis de cada diez directivos españoles no cree que el vehículo eléctrico presentará dificultades en el grado de adopción. Consideran que en los próximos 10 años será imposible alcanzarla sin intervención gubernamental.

El coche eléctrico se venderá por Internet

Por otro lado, el 62% de los directivos españoles prevé que en 2030 gran parte de las transacciones serán en Internet. Ese porcentaje asciende al 78% en el caso de los directivos consultados a nivel global.

Así, alcanzar una experiencia digital fluida y sin complicaciones será un aspecto clave en la elección de compra de los clientes. Incluso más determinante que el propio rendimiento del vehículo. Y es que la venta online es otra de las transformaciones esenciales que se plantea actualmente el sector del automóvil.

Cadenas de suministro

El ámbito que genera más intranquilidad entre los directivos es la cadena de suministros. Los encuestados manifiestan su desasosiego por la disponibilidad, el precio de las materias primas y mercancías y la mano de obra (68%). De continuar con esta tendencia, son muchos los proveedores que verían en riesgo la continuidad de su negocio.

Los directivos están condicionados para ejercer un mayor control sobre sus cadenas de suministro. En España, alternativas como el aprovisionamiento directo, la acumulación de inventario o la relocalización de la producción serán las opciones de las empresas de automoción.

Según Cristeto, «la cooperación y la asunción de riesgos compartidos, la integración de nuevas capacidades, la flexibilidad y el establecimiento de una relación fluida con el cliente, basada en la confianza, serán indispensables para tener éxito en este nuevo entorno».

Fuente: elEconomista

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img