InicioReformasLas claves que debes seguir a la hora de escoger tu alfombra

Las claves que debes seguir a la hora de escoger tu alfombra

Elegir la mejor alfombra está delimitada por una serie de claves como el material, el tamaño el precio o la estancia.

Una alfombra constituye un elemento decorativo con un gran peso visual en cualquier estancia debido a su material, color y forma. Además de su función decorativa, colocar una alfombra cumple una función de aislamiento, tanto térmico como acústico.

Colocar una alfombra te permitirá además a proteger tu suelo a la vez que ocultas ciertas imperfecciones que hayan podido aparecer con el paso del tiempo.

El material de la alfombra

Las fibras con las que la alfombra esté fabricada determina aspectos como la suavidad, resistencia, limpieza o textura.

A la hora de escoger, aquellas hechas con fibras sintéticas serán la opción más económica. Además de su ventaja económica, estas alfombras suelen ser más funcionales, resistentes y duraderas. Estas alfombras suelen estar hechas de PVC, poliéster, poliamida o acrílico.

Por el contrario, las alfombras de fibra natural pueden ser de origen animal o vegetal. Las primeras tienen textura y pelo, por lo que supone una fibra que requiere más cuidados y limpieza. Las alfombras vegetales suelen ser más reciclables y sostenibles

La forma y tamaño

Otra de las cuestiones a la hora de escoger una alfombra es la forma y tamaño de esta. Lo ideal es encontrar una empresa que fabrique alfombras a medida de nuestros gustos y necesidades.

Por lo general, las alfombras cuadradas y rectangulares suelen ser las más escogidas. Aunque no son tan frecuentes, las alfombras redondas y ovaladas ayudan a zonificar con formas más orgánicas.

En cuanto al tamaño, se recomienda dejar unos 10 o 15 centímetros hasta la pared o mueble más cercano. Además, es preferible un modelo grande que cubra bien el espacio y cubra los muebles de mayor tamaño.

La alfombra perfecta para cada estancia

La habitación puede determinar el material, estilo y tamaño de la alfombra. En el caso de las alfombras para pasillos, una única que ocupe prácticamente todo el pasillo de ancho y largo. No debe separar demasiado de los bordes para no estrecharlo. En cambio, en el caso e colocar varias alfombras redondas, dará la impresión de que el pasillo es más corto. Si se trata de un recibidor habrá que atender a su forma.

Fuente: Hola

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img