InicioEducaciónLos juguetes para niños ya no tienen género

Los juguetes para niños ya no tienen género

Los juguetes constituyen un elemento esencial en la evolución personal de todo niño y niña, así como una herramienta vital para su desarrollo psicomotriz.

Los juguetes son fundamentales para la relación del pequeño con su entorno así para el descubrimiento de sus afinidades. Además, resultan determinantes en la configuración de la futura identidad de género del menor.

Es por ello que se está buscando un nuevo código de autorregulación publicitaria que suprima o difumine la asociación de estos productos a un determinado género. El objetivo es buscar que el niño tenga un mayor poder de elección a la hora de comprar juguetes educativos y, en definitiva, mayor poder de elección  sobre su futura identidad.

¿Qué finalidad tienen los cambios en el código de autorregulación publicitaria para los juguetes?

Bibiana Medialdea, directora general de Consumo, explica que estas variaciones buscan la consecución de una industria de «juguetes abiertos». Es decir, juguetes cuyos mensajes publicitarios muestren a niños de ambos géneros para todos sus productos, de manera que se rompa la antigua clasificación binaria de estos.

Así pues, a partir de ahora las tiendas de juguetes online no mostrarán únicamente niñas en los anuncios de muñecas, ni niños en los anuncios de coches de juguete o figuras de acción. La ley estipulará que los anuncios de cualquier juguete deberán incluir a jóvenes de ambos sexos.

Este cambio puede ser un gran paso hacia la deconstrucción del concepto de género implantada en la sociedad desde edades muy tempranas. Dicho cambio supone un elemento clave en la búsqueda de una mayor libertad de elección respecto a la identidad de género para todos los individuos.

La regulación de mensajes publicitarios de influencers, otro cambio clave

Del mismo modo que se regula la publicidad convencional, también se busca regular los mensajes publicitarios de los influencers. De esta forma, los creadores de contenido deberán identificar y mostrar explícitamente los mensajes publicitarios incluidos en su contenido. Así se buscará proteger a sus espectadores más jóvenes de mensajes que incentiven, de manera infiltrada en el contenido principal, a los mismos a consumir cualquier bien.

En definitiva, los objetivos principales de estas medidas se podrían resumir en la búsqueda de contenidos publicitarios respetuosos, inclusivos y éticos para los más jóvenes. 

Fuente: Diario de Sevilla

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img