InicioModaModa de segunda mano: cómo luchar contra el fast-fashion

Moda de segunda mano: cómo luchar contra el fast-fashion

El cambio de estación nos invita a cambiar nuestras prendas y las prendas de segunda mano se convierten en nuestro mejor aliado.

Las personas cada vez se preocupan más por el impacto ambiental que producen consumiendo ropa, especialmente los jóvenes. Esto les ha convertido en la generación que más ropa de segunda mano consume, transformando a su vez la industria de la moda y sus estrategias como empresa.

Segunda mano: la alternativa al consumo masivo

La ropa de segunda mano se ha convertido en la puerta a potenciar la moda sostenible a la par que una moda accesible para todos. Y es que como explican los expertos, la moda es cíclica y las tendencias del pasado siempre terminan volviendo. Por tanto, la ropa de segunda mano se convierte en la mejor opción para combatir la moda rápida.

Cuando hablamos de moda rápida o “fast fashion” hacemos mención a la producción masiva de ropa y la necesidad creada de innovar continuamente y la aparición continua de tendencias, provocando que las prendas pierdan calidad. Esta producción en masa no solo fomenta la poca durabilidad de las prendas, sino la explotación laboral de los trabajadores de las fábricas textiles.

Además de la sobreproducción de prendas, la industria textil desecha al año grandes cantidades de ropa con taras. La mayoría de estas prendas “defectuosas” tienen defectos ínfimos, pero aun así, son desechadas del circuito comercial y la mayoría delas veces terminan siendo destruidas.

Reutilizar la ropa con taras

El desperdicio que realiza la industria textil con la ropa con taras ocasiona un alto coste social y económico, además del enorme daño ambiental que supone destruir tantas prendas por el hecho de que le falte un botón o tenga un pequeño descosido

Muchas son las empresas que aprovechan estas prendas con taras para hacer proyectos de ropa solidaria. Las fábricas y empresas textiles ceden toda la ropa que consideran defectuosas a asociaciones que se encargan de dar una segunda vida a esas prendas. A través de mercadillos o bien mediante la venta online de estos productos a un precio muy asequible. En la mayoría de ocasiones, las prendas que se venden no requieren reparaciones y puedes reciclarla, transformarla o customizarla a tu gusto para poder usarla de nuevo y evitar que sea destruida.

Con ello, estas organizaciones ofrecen la posibilidad de adquirir prendas muy exclusivas a la par que dar una nueva vida a esa prenda mientras que ellas invierten el dinero recaudado en ayudas y proyectos sociales.

 Fuente: La Vanguardia, El Español

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img