InicioSaludPracticar yoga y pilates tienen beneficios en los tratamientos oncológicos

Practicar yoga y pilates tienen beneficios en los tratamientos oncológicos

La actividad deportiva, junto con un estilo de alimentación saludable, permite a los pacientes oncológicos mejorar no solo su bienestar físico, también el psicológico y emocional. Por ello, desde la Asociación Pitiusa de Ayuda a Afectados por Cáncer (APAAC) recomiendan la práctica de yoga y pilates. Los beneficios son múltiples y cada vez hay más conciencia entre la población al respecto.

El yoga, por ejemplo, va incluso más allá porque contribuye a aumentar la conciencia sobre nosotros mismos y sobre todo lo que nos rodea. Todo ello se consigue, además, mediante una práctica integral que ayuda a mejorar la musculatura y la movilidad.

Por ejemplo, se organizan clases de yoga en Madrid cuya práctica permite alcanzar un mayor descanso, ya que nos da técnicas para relajarnos y poder liberar las tensiones acumuladas. Asimismo, se incide en técnicas de respiración, que ayudan a mejorar la circulación, y de concentración y meditación, que pueden contribuir a relajar la mente y a reducir los niveles de ansiedad, mejorando de este modo la estabilidad emocional.

La American Society of Clinical Oncology (ASCO) y la Society of Integrative Oncology (SIO) han llevado a cabo un estudio para demostrar los beneficios del yoga para pacientes oncológicos. Así como los que ya han superado la enfermedad. De hecho, se ha implantado esta práctica en muchos hospitales para comenzar a llevarla a cabo.

Las clases de pilates también aportan beneficios:

En cuanto al “Método Pilates” también son numerosos los beneficios como constatan diversos estudios. Los expertos aseguran que, las clases de pilates en Madrid, como modelo, palian los efectos secundarios del tratamiento y alivian los síntomas ocasionados por el cáncer. Además, es posible modificar ciertos ejercicios para poder adaptarlos a cada paciente. Su práctica permite la recuperación muscular y permite reducir los dolores, sobre todo en la zona de la espalda. Esto, en algunas ocasiones, hace que el usuario requiera de una disminución de los medicamentos pautados.

Fuente: Diario Siglo XXI.

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img