InicioAlimentaciónTrufa negra: mejora tu salud y tus platos

Trufa negra: mejora tu salud y tus platos

La trufa es un hongo que aporta diversos beneficios, como sus pocas calorías y la gran capacidad antioxidante.

La trufa negra es un producto que mejora tus platos y aporta un aspecto ‘deluxe’ a todo lo que comes. La trufa es un hongo que crece bajo la tierra, en sitios con unas condiciones climatológicas muy específicas: que la media anual oscile entre los 11ºC y los 14 ºC. En invierno, las temperaturas deben estar entre los 1ºC y los 8ºC, y en verano, las temperaturas deben situarse entre los 16,5ºC y los 23ºC. Una de las pocas ciudades españolas que cumple estas características, es Teruel.

Para que la trufa pueda crecer, son necesarios árboles micro rizados que contengan el hongo tuber melanosporum. Lo más curioso es que la ayuda de perros es totalmente necesaria para que el consumidor pueda comprar trufa. Esto es debido a que Intervienen en su recolección, ya que es un hongo con un aroma muy característico y pueden identificarlas rápidamente.

Valor nutricional de la trufa negra

El valor nutricional de la trufa es el siguiente:

  • Calorías: 82
  • Grasas totales: 0,5 gr.
  • Hidratos de carbono: 13 gr.
  • Proteínas: 9 gr.
  • Sodio: 77 mg.
  • Magnesio: 28 mg.
  • Agua: 75-90 %

También contienen minerales como el potasio, yodo, fósforo, hierro, selenio, calcio y azufre. Asimismo, tienen una gran presencia de vitaminas como la B y la C.

Beneficios que aporta la trufa

La trufa presenta un aporte graso muy bajo: solamente 0’5 gramos. Esto la convierte en un complemento muy bueno para tus platos ya que su sabor evita añadir otros condimentos con más calorías como las salsas. En este mismo sentido, la trufa resulta un añadido ideal para acompañar a otros hongos como los boletus congelados que pueden adquirirse en muchas superficies comerciales.

Además, también destaca el beneficio para el sistema circulatorio. Al no contar prácticamente con colesterol, ayudan a las dietas específicas para bajar la tensión arterial. Así, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

Antioxidante

Por último, este hongo es también antioxidante. La trufa contiene una serie de elementos antioxidantes que permiten frenar el envejecimiento de tu cuerpo.

Una de las partes que más se beneficia de esto es en la piel: la elasticidad dérmica permanecerá más tiempo. Esta característica evita que aparezcan algunas arrugas de más.

Fuente: Mundo Deportivo

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img