InicioSostenibilidadEl césped artificial se posiciona como sustitutivo sostenible al natural

El césped artificial se posiciona como sustitutivo sostenible al natural

El césped artificial es mucho más sostenible que el natural y su aplicación puede presentar muchos beneficios medioambientales.

El impacto que provocan las instalaciones de césped natural es cada vez mayor. Principalmente, viene derivado del enorme consumo de agua que requiere mantenerlos en perfectas condiciones durante el año, pero también por el continuo cuidado que requiere.

Un estudio sobre abastecimiento realizado por IAgua demuestra que una sola familia puede consumir más de 25.000 litros de agua dedicados únicamente al riego de césped natural, sin contar con el cuidado diario y el consumo eléctrico.

El césped artificial como opción a contemplar

A gran escala, esto provoca consecuencias muy importantes para el medio ambiente. El problema podría solucionarse con la responsabilidad social y la toma de conciencia de las empresas, buscando unos cambios sostenibles en la producción de alternativas respetuosas con el cambio climático y los recursos disponibles.

La instalación de césped artificial en Madrid supone un cambio importante en referencia a esta materia. Aunque la producción puede tener mayor impacto que el césped natural, si los materiales con que se produce son reciclados y su proceso productivo es responsable con energías renovables, el impacto es casi nulo.

Ahorro y mantenimiento mucho más fácil

El cambio no solo se debe hacer a gran escala, sino de forma individual. En muchos jardines de viviendas particulares este cambio de natural a artificial supone un ahorro para el consumo. Además, el mantenimiento es mucho más fácil que el natural y no resulta peligroso para animales o niños pequeños.

Aun así, pueden surgir dudas al respecto como el precio, los materiales o los productos necesarios para el mantenimiento del césped artificial. Esto es debido a que todavía no se ha generalizado su implantación, por lo que se deberá acudir a un profesional.

El césped artificial también es más beneficioso para las instalaciones deportivas

Asimismo, los instaladores de césped artificial en Madrid avalan los beneficios del mismo en el terreno deportivo. Los deportes que encabezan la lista de menor sostenibilidad son los que mayor superficie verde dedican. También exigen mucho con el resultado final y su estética, por lo que su mantenimiento es mayor y su consumo aumenta.

Sin embargo, los campos de golf y los estadios de fútbol pueden adaptarse a este nuevo sistema. Los beneficios, sobre todo, podrían verse en lugares donde las condiciones climáticas no son las más adecuadas para hierba natural.

Fuente: EuropaPress

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img