InicioMundo animalLa importancia de la higiene en las nacedoras de los pollitos

La importancia de la higiene en las nacedoras de los pollitos

El estado de higiene del ambiente en el que se incuban los pollitos tiene un impacto directo en su calidad la calidad del pollito.

El primer ambiente que encuentran los pollitos son las nacedoras de aves. Las incubadoras profesionales para aves se utilizan intensamente, a menudo dos veces a la semana. Por ello, deben mantenerse escrupulosamente limpias entre los ciclos para obtener un buen resultado.

Los huevos se deben trasferir a las bandejas nacedoras apropiadamente limpias y desinfectadas. La suciedad que permanece después de un ciclo de nacimiento anterior, tal como meconio (las deyecciones verdosas producidas por los pollitos), pedazos de cascarón, pelusa, sangre y contenidos del huevo, se deben retirar completamente antes de desinfectar.

Las bandejas nacedoras se lavan mejor directamente después de la remoción de los pollitos y los residuos de la incubación. Lavar las bandejas manualmente con un cepillo para frotar, o semi-manualmente con una lavadora de alta presión, puede dar resultados que equivalen al lavado en una lavadora automática diseñada para este propósito, pero requieren gran cantidad de mano de obra.

En los sistemas automatizados de lavado más sofisticados, un módulo de apilamiento y desapilamiento establece un tiempo de pre-remojo, para una limpieza más completa y fácil.


Medidas para la limpieza de las nacedoras de pollitos

Algunas medidas para cuidar la higiene de las nacedoras de pollito son:

  • Temperatura: el agua de lavado no debe exceder los 50 a 60 °C, para evitar la coagulación de las proteínas. Como mínimo, 40° C proporcionará resultados de limpieza adecuados.
  • Detergente: utilice un detergente alcalino que no forme espuma (con o sin hipoclorito) en la concentración recomendada, y alterne ocasionalmente con un detergente ácido para evitar la acumulación de sarro.
  • Efecto mecánico: Mantenga la presión y dirección del agua de lavado, por ejemplo, revise la calidad de las boquillas y el ajuste apropiado. La presión más alta produce mejores resultados.
  • Tiempo: La velocidad con la cual pasan las bandejas nacedoras a través de la lavadora; el tránsito más lento produce mejores resultados de limpieza.
  • Enjuague perfectamente con agua limpia.
  • Después de lavar, realice la desinfección usando un desinfectante de amplio espectro.

Fuente: El Sitio Avícola

- Anuncio -spot_img
- Anuncio -spot_img
¡No te lo pierdas!
Relacionadas
- Anuncio -spot_img